Evolución de la organización territorial de España

1         Introducción

La organización territorial de España no ha sido siempre como la que hoy conocemos; es decir, un órgano nacional, el Estado; dividido en Regiones o Comunidades Autónomas y, a su vez, provincias y municipios. Te recomiendo la entrada que hice al respecto (link). Por el contrario, el territorio ha quedado organizado de distintas formas en numerosas ocasiones, como acontinuación verás.

2         Primera etapa hasta los visigodos

Antes de la llegada de los romanos en la Península Ibérica había numerosos asentamientos de pueblos indígenas, como es el caso de los íberos, Tartessos, lusitanos, vascones, celtíberos, vacceos, etc. Hacia el año 1000 a.C., se les sumaron fenicios, griegos y cartagineses; provenientes del mediterráneo oriental con claros objetivos comerciales; dejando parte de su cultura.

Sin embargo, fueron los romanos quienes extensamente ocuparon la Península (siglo III a.C. – siglo II d.C.) implantando su modelo específico de ocupación: el conocido régimen municipal que fue evolucionando con el tiempo.

Primero aparecieron dos provincias: Citerior y Ulterior, más tarde la Tarraconense, proveniente de la Citerior; y la Lusitánica y la Baetica, de la Ulterior. Con el bajo Imperio aparecieron nuevas provincias hasta llegar a la división de Diocleciano (siglo III d.C.): Gallaecia, Lusitania, Baetica, Tarraconense y Carthaginensis (Figura 1).

Figura 1. Las provincias romanas con el emperado Dicocleciano (siglo III d.C.)

Con el ocaso de los romanos, lo visigodos vieron por buena la división provincial romana; aunque también realizaron circunscripciones nuevas. Ahora la unidad territorial básica sería el ducado.

3         La etapa medieval

Hacia el año 711 (siglo VIII) llegaron a la Península los musulmanes. Y para que comprendamos la rapidez de su conquista, llegaron al Sur de Francia (Poitiers) en tan solo 21 años. Posteriormente se replegaron hasta la línea del río Duero, quedando los cristianos refugiados en el Norte.

Los musulmanes organizaron Al-Andalus en Coras (provincias musulmanas) gobernado por un walí. Pero en el siglo XI, tras la muerte de Almanzor (1002), el territorio musulmán quedó dividida en pequeños reinos llamados Taifas (Figura 2).

Figura 2. Reino de Taifas de Al-Andalus (siglo XI)

No cabe duda que esa ruptura fue el principio del fin musulmán en la Iberia de entonces; que fue aprovechada por los cristianos para avanzar (no de forma unida) poco a poco; hasta la conquista del reino nazarí de Granada (1492) por los Reyes Católicos (RR.CC.).

4         La etapa moderna

Pero la cosa no quedó ahí, ya que las intenciones de Isabel y Fernando era expandir sus fronteras y su poder lo máximo posible; lo cual era curioso porque a pesar de estar unidos en matrimonio; las instituciones, leyes o monedas de castilla y Aragón eran muy diferentes. El caso es que se hicieron por la fuerza con territorios como el reino de Navarra; por acuerdos con Portugal con las Islas Canarias (este hecho ocasionó terceros problemas que ya discutiremos) y Melilla; y con enlaces matrimoniales con Portugal (aunque brevemente; 1580-1640). No olvidemos que acababan de conquistar América.

La llegada de la dinastía (familia) Habsburgo tuvo sus altos y bajos en las conquistas de nuevos espacios que en esta entrada no compete, pero tras su finalización tras Carlos II, llegaron los Borbones que aún permanecen; aunque de la mano de Felipe de Anjou o Felipe V.

5         La organización centralista borbónica y la llegada del período contemporáneo

Estos reyes franceses también tuvieron su forma de organizarse y centralizaron el poder, eliminando definitivamente las diferentes organizaciones político – territoriales que aún conservaban los distintos territorios. Para ello desarrollaron los Decretos de Nueva Planta.

Decidieron dividir el territorio nacional en Capitanías Generales, denominándolas más tarde provincias, que tenían un aspecto relativamente similar al que hoy tenemos.

Como observáis en la Figura 3 Galicia, Extremadura, Aragón, Cataluña, etc., eran una única provincia. Pr otro lado, Granada ocupaba territorios que hoy corresponden a las provincias de Almería o Málaga. Así quedan registradas un gran número de curiosidades.

Figura 3. Provincias e Intendencias de España (siglo XVIII)

No es hasta la España isabelina (siglo XIX) cuando se realiza la división provincial más coincidente a la actual (1833), creándose 49 provincias, que en 1927 llegaron a 50 al dividirse el archipiélago canario en dos provincias.

Aunque hubo intentos regionalistas durante la breve Primera República (1873-1874), no es hasta la Segunda República (1936 – 1939) cuando aparecen; aunque de forma exigua ya que la dictadura franquista (1939-1975) las reprimió: manteniendo un gastado centralismo y de organización provincial.

No es hasta la llegada de la Democracia y la aprobación de la Constitución (1978), cuando se reconoce la figura de la Comunidad Autónoma; como entidad formada por provincias limítrofes, territorios insulares o provincias con identidad regional histórica.

 

This article was written by FelixGlez

Doctor en Geografía soy experto en Geografía Física y Sistemas de Información Geográfica.
Actualmente trabajo como docente de las materias de Geografía, Historia y Economía en Educación Secundaria.